Por: Montserrat Flores y Maureen Méndez

Influencia de la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha en la en la construcción identitaria topónimica del pueblo de Cervantes de Alvarado, Cartago

La literatura y el estudio de esta ha sido un eje que desde tiempos inmemorables ha jugado un papel muy importante en la historia de la cultura humana, pues la historiografía literaria de los diferentes grupos humanos -y todo lo que gira en torno a ella- se ha tomado en consideración para declarar a cada uno de estos como un determinado grupo cultural, tal es el caso de los hindúes, árabes, griegos, entre otros.

De esta manera, se puede decir que en Occidente la construcción de los comportamientos y parámetros sociales y culturales son influencia de otros grupos ya existentes, tal es así que se tiene la idea que la principal influencia proviene de los griegos, tanto a nivel literario y de forma general a nivel socio-cultural. Dada tal influencia Bowra, C. (1948), ha afirmado que todo lo que hay en estas zonas, antes fue pensado en griego y por los griegos.

En esta misma línea, resulta ser que la literatura desde tiempos antiquísimos ha sido un componente cultural y artístico de gran importancia que ha servido como medio de enriquecimiento y de denuncia socio-cultural, lo que ha provocado que esta se perfile como un medio de información y difusión, lo anterior debido a su vinculación con la llamada “realidad” que se vive en un determinado contexto socio-cultural. Así las cosas, se puede hacer referencia a grandes obras de la literatura universal que han ejercido una influencia muy marcada en muchas de las actividades del ser humano.

Ejemplo de las aseveraciones anteriores en la cultura árabe es La vivificación de las ciencias de la religión, considerada la más perfecta y equilibrada producción religiosa musulmana. Además, de otros textos como los Anales de al-Tabarí y Las experiencias de los pueblos de Ibn Miskawayh, o bien, la traducción del libro indio Calila y Dinma llevada a cabo por Ibn al-Mqaffa, considerada la primera obra maestra de la prosa árabe.

Siguiendo con esta ejemplificación en la cultura hindú, también desfilan grandes obras, tal es el caso de Las cuatro Vedas (1300-600 a.C) que son himnos religiosos, así como otros poemas épicos hindúes: Ramaian  y Majábharata del siglo III a.C., y ciertos tratados de arquitectura y urbanismo como el Vatsu-sastra , el Artha-sastra sobre política.

No obstante, hacer un listado de las grandes obras de las diferentes culturas no es un objetivo en el presente trabajo, pues lo que este trabajo busca es establecer cuál es la influencia cultural que tiene el uso de nombres representativos de la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha del autor español Miguel de Cervantes Saavedra en establecimientos comerciales del pueblo de Cervantes de Alvarado.

Lo anterior, porque como ya se mencionó la literatura como creación humana ha tenido gran influencia en las diferentes actividades del ser humano, lo que en la comunidad de Cervantes de Alvarado no ha pasado desapercibido, pues como se muestra más adelante hay una gran influencia de la obra literaria en la actividad cultural del pueblo, aspecto que se explica tras la visita al lugar en cuestión y la aplicación de una serie de entrevistas, tanto a habitantes como a propietarios de algunos de los comercios.

Además, en esta misma línea es importante comprender que una de las principales características de este tipo de escritos y de la literatura en general es su capacidad para mostrar una “interpretación de la realidad” en un determinado tiempo y espacio que a su vez influye en las condiciones sociales y culturales, lo cual se puede vincular con lo propuesto por el teórico ruso Mijail Bajtín: la vida por naturaleza es un diálogo o lo que es lo mismo que todos los discursos sociales están asociados y entrelazados con la vida cotidiana.

Nuestro discurso, o sea todos nuestros enunciados (incluyendo obras literarias) están llenos de palabras ajenas de diferente grado de <alteridad> o de asimilación, de diferente grado de concientización y de manifestación. Las palabras ajenas aportan su propia expresividad, su tono apreciativo que se asimila, se elabora, se reacentúa por nosotros (Bajtín, M. 1995: 279).

Asimismo, con el concepto de dialogismo se puede hacer alusión al término de referencialidad que supone la relación de ciertas expresiones, con aquello que se dice cuando se usan dichas expresiones, lo cual justamente se suscita en este estudio, pues se refleja una relación o una referencialidad entre ciertos nombres presentes en la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha respecto a algunas de las actividades comerciales que allí se llevan a cabo, lo que dialógicamente -así lo postula Bajtín- se vincula con el quehacer cotidiano de las personas de dicha localidad.

Aparte de estas características del arte literario, cabe destacar la influencia que esta ejerce en las distintas sociedades a través de los tiempos y de distintas maneras. En el caso de la literatura se puede mencionar una cantidad considerable de actividades humanas que se ven influenciadas por esta. Un ejemplo claro es el caso de nombres literarios en marcas comerciales, nombres de lugares, programas televisivos e incluso la confección de diversos artículos ornamentales y funcionales con temáticas ligadas a distintas obras de la literatura.

Así las cosas, valga a continuación establecer las premisas que desarrolla el presente trabajo para poder constituir dicha relación: en primera instancia ofrece una visión panorámica de la obra en estudio, es decir: cómo es, cómo se compone y cómo ha sido estudiada; en segunda instancia se presenta un breve recorrido por los aspectos fundacionales, históricos, geográficos, demográficos, sociales y culturales de la localidad de Cervantes, para que a partir de ambas vertientes se establezca la primera relación onomástica, particularmente de tipo toponímica.

En tercera instancia, haciendo uso del método etnográfico -que grosso modo busca observar las prácticas culturales de los grupos humanos y poder participar en ellas para poder contrastar lo que la gente dice y lo que hace-:

Una característica medular de la etnografía es ser holística y contextual. Esto significa que las observaciones etnográficas son puestas en una perspectiva amplia, entendiéndose que la conducta de la gente sólo puede ser entendida en su contexto específico.

Un estudio etnográfico es una descripción (grafía) completa o parcial de un grupo o pueblo (ethno). Se centra en el estudio de un grupo de personas que tienen algo en común, sea un grupo en un aula escolar, un sitio de trabajo, un barrio, una comunidad, entre otros (Gurdián, A. 2010: 177).

Así, tras el análisis de las distintas entrevistas y fuentes bibliográficas se explica la influencia de la obra literaria en la actividad cultural del pueblo-, lo que pone de manifiesto la segunda relación onomástica -que siguiendo a García, J. (2007), se debe circunscribir en la categoría toponomástica según la motivación semántica, particularmente en topónimos referidos a construcciones o edificios-.

En última instancia, se ofrece un apartado que devela una serie de conclusiones en relación con la influencia de la obra literaria en la actividad cultural del pueblo de Cervantes de Alvarado. Todo lo anterior, porque tales premisas surgen a partir de los dos planteamientos específicos que busca este trabajo:

– Determinar la relación entre los nombres de algunos establecimientos del pueblo de Cervantes de Alvarado con la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha.

– Identificar el impacto cultural del uso de nombres alusivos a la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha en algunos establecimientos comerciales del pueblo de Cervantes.

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha, su importancia como texto  y su influencia en la comunidad de Cervantes de Alvarado

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha, escrita por el español Miguel de Cervantes Saavedra es considerada una de las grandes obras de la literatura universal, la publicación de la primera parte se dio en 1605, mientras que la segunda se publicó en 1615 con el nombre de Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de La Mancha.

Considerada la primera obra auténticamente antirromance, pues desmitifica la tradición caballeresca y cortés, ya que al principio lo que Cervantes desea plasmar en su obra es una burla de lo caballeresco y heroico -así lo ha dictado la crítica-, pues su inspiración estuvo en el Entremás de los romances, el cual ridiculiza a un labrador que enloquece creyéndose héroe de romances.

Clasificable como novela moderna y la primera novela polifónica, pues en ella versan múltiples voces, tal es así que en esta obra se ve la presencia de la llamada novela pastoril con la historia de Marcela y Crisóstomo, la novela morista (carácter idealista) con el cautivo, la novela sentimental con los (des) amores entre Cardenio y Luscinda, la novela psicológica en la que sobresalen las astucias de el curioso impertinente y una serie de episodios picarescos con los galeotes, por ejemplo.

Vista, entonces, como una gran obra de la literatura universal y perteneciente al llamado canon literario, en el cual se perfilan una serie de escritos que gozan de gran prestigio y reconocimiento a nivel internacional, no solo por su composición y formato, sino por las grandes estrategias narrativas y temáticas que aborda, ejemplo de ello es que se mantienen las referencias a la autoría de la obra por Cide Hamete Benengeli, historiador arábigo.

Temáticamente, ofrece la fórmula del realismo tras el enfrentamiento entre la realidad y la fantasía en el ser humano. Don Quijote ansía reformar el mundo, al leer libros de caballería cree en ellos y decide ejercer de caballero andante para remediar los males existentes e imponer justicia en pro de los débiles y menesterosos, pero también pone de manifiesto la confusión de la realidad con la fantasía, don Quijote es capaz de ver castillos donde solo hay vientos. Sancho, su escudero, trata de hacerle entrar en razón, pero no lo logra. Posteriormente este también se ve inmerso en las ideas y fantasías de su amo.

Asimismo, se hace alusión a la temática de la sumisión de la mujer, por ejemplo en la figura de Juana o Teresa Panza (esposa de Sancho), también se versa sobre el amor platónico, los amores imposibles (idílicos y físicos), la locura, la justicia, la imaginación, la solidaridad, la amistad, el engaño y el desengaño.

Así pues, queda evidenciado que la obra cervantina en estudio ha sido prolifera y desde entonces motivo de distintas actividades tanto literarias como no literarias. Tal es así que en la actualidad existen múltiples estudios de la obra en relación con otras obras literarias y artísticas en general, bajo el concepto de la intertextualidad, pero también estudios que acercan la obra con otros aspectos socioculturales como el enmascaramiento, la burla, el clero y otras temáticas, pero no con la onomástica y su relación con actividades comerciales.

Por ende, es importante rescatar la importancia que tienen estos personajes del texto expuesto en la construcción de establecimientos comerciales en un lugar llamado, precisamente como el autor, Cervantes.

La comunidad de Cervantes de Alvarado -como se evidencia en las imágenes- ha retomado por diferentes motivos el texto de Miguel de Cervantes para llamar la atención de quienes lo visitan o bien, por cumplir con una tradición; lo que permite que se abra un espacio para el dialogismo literario, vivido en una comunidad específica y su identidad .

La comunidad de Cervantes:

Foto no 1
Datos geográficos de Cervantes
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
Sábado 04 de mayo del 2013

 

Alvarado es el cantón número seis de la provincia de Cartago, compuesto por tres distritos: Pacayas (cabecera de cantón), Cervantes y Capellades. Con un área de 81.06 km y una población de 12.290 personas -según datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos para el año 2000- es considerado el cantón más pequeño de la provincia después de La Unión.

Fundacionalmente, afirma Gaviria, que lo que hoy corresponde al cantón de Alvarado, anteriormente -en la época precolombina- estuvo habitada por indígenas huetares:

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Alvarado, estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Oriente, que fue dominio del cacique Guarco, quien murió antes o principio de la conquista; asumiendo el cacicazgo su hijo Correque.

A principios del siglo XIX llegaron los primeros pobladores a la región, provenientes de San Pedro del Mojón (hoy cantón Montes de Oca) entre los cuales estaban los señores Rosa Fernández, Salvador Meléndez y Vidal Serrano, entre otros (Gaviria, L. 2009: 4).

Siguiendo con lo que apunta Gaviria, el cantón de Alvarado fue fundado mediante la Ley #28 del 9 de julio de 1908, con cuatro distritos: Pacayas, Cervantes, Santa Cruz y Capellades. Sin embargo Santa Cruz perteneció a Alvarado durante pocos años, ya que por decreto del 28 de febrero de 1920 se anexó a Turrialba. No obstante, de estos tres distritos es Cervantes el que resulta de interés para este trabajo, dado que es el nombre de la localidad estudiada y el primer indicio que hace pensar que entre el nombre de la comunidad y la obra existe una relación, pues el nombre de ambos es homólogo.

Así, es importante saber: Cervantes es el distrito segundo del cantón de Alvarado, ubicado a 5 kilómetros desde Pacayas y por carretera a 19 kilómetros al este del Centro de Cartago. Según Gaviria, Cervantes es quizás la población más antigua de Alvarado y fue fundada alrededor de 1835. Su nombre -parece ser- deriva de uno de los primeros conquistadores españoles Juan de Cervantes, que en tiempos de colonia poseyó tierras en ese lugar.

La zona de Cervantes es un área rural, por lo cual las características sociales de sus pobladores son muy similares entre sí, la actividad económica es básicamente agrícola, con la siembra y comercialización de hortalizas, y como resultado se presenta una condición económica media.

Relaciones onomásticas:

Nombre de la comunidad y autor de la obra:

Foto no 2
Vista panorámica de la localidad de Cervantes
Disponible en http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=802780&page=3

La palabra onomástica proviene del griego ὀνομαστικός. El Diccionario de la Lengua Española (2010) ofrece cuatro posibles acepciones para tal palabra; no obstante, para este trabajo se entiende por onomástica: “Ciencia que trata de la catalogación y estudio de los nombres propios” y “Conjunto de nombres propios de un lugar o de un país”, dado que en el nivel teórico de este trabajo se va entender como ciencia, mas en el nivel práctico se va a trabajar con un conjunto de nombres propios de cierta localidad, pasando de esta manera al segundo sentido de la palabra.

De acuerdo con Šustrová, M. (2011), la onomástica como disciplina se divide en varias subdisciplinas que dependen del tipo de los nombres propios que estudia, ya sean seres vivos o los objetos inanimados y diversos fenómenos. En el primer caso, se habla sobre los llamados biónimos, los cuales se pueden subdividir en varias clases: nombres propios de personas (antropónimos), nombres de los animales (zoónimos), nombres de las naciones, tribus y habitantes (gentilicios), nombres de los seres sobrenaturales, personificados, fabulosos (antropónimos y zoónimos falsos).

En el segundo caso, se trata de los llamados abiónimos. Este grupo abarca nombres propios que se pueden dividir en las siguientes clases: nombres de los cuerpos celestes y constelaciones (cosmónimos), nombres de los fenómenos de geografía (topónimos) y nombres de la obra y creación humana (en español parece no haber una denominación adecuada para esta categoría, pero apunta esta autora que en lengua checa se puede llamar chrématonyma).

Así las cosas, este primer apartado se orienta al estudio de un elemento abiónimo, particularmente de tipo toponímico respecto a un elemento biónimo de tipo antroponímico, pues busca establecer la relación entre el nombre del lugar en estudio y el nombre -apellido- del autor de la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha.

Como se mencionó anteriormente la autoría de El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha se le atribuye al escritor español Miguel de Cervantes Saavedra y la localidad en estudio lleva por nombre Cervantes, lo que de primera entrada sugiere que existe una relación entre los nombres. No obstante, como lo apunta Gaviria, el nombre del lugar deriva de uno de los primeros conquistadores españoles: Juan de Cervantes, que en tiempos de colonia poseyó tierras en ese lugar.

De esta manera, resulta evidente que no existe una relación directa entre el nombre del lugar y el apellido del autor. No obstante, al preguntarle a ciertos de los habitantes del lugar en cuestión, algunos reafirman la tesis de Gaviria, pero otros aseguran que el nombre de Cervantes es en honor al autor del libro: Miguel de Cervantes Saavedra. “Ahhhh Cervantes se llama así porque uno de los primeros conquistadores era de apellido Cervantes, un tal Juan o José Cervantes, bueno eso decía mi papá”, afirma doña Nidia -una de las propietarias de la Soda El Quijote (Propietario “A”). Sin embargo, así afirma una de las personas entrevistadas:

Cervantes, sí Cervantes es el nombre de este lugar y es por reconocimiento al apellido del autor de la obra El Quijote, como aquí desde siempre los nombres de los negocios se han asociado con la obra, entonces el lugar también (Entrevistado “A”).

Así, se puede ver cómo, aun cuando históricamente no existe una relación entre un elemento y el otro, desde un punto de vista cultural se ha construido esta asociación. Aspecto que para este estudio y para una visión social del fenómeno resulta muy interesante, pues si se contrasta la opinión de doña Nidia -persona mayor de 55 años- con la del joven de 25 años, se pone de manifiesto una transformación de la idea original, aspecto al que se le podría dar seguimiento en las futuras generaciones.

 Nombre de los establecimientos y la obra, según los habitantes:

Foto no 3
Algunos establecimientos de Cervantes
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

Si bien es cierto, para el apartado anterior fue necesario el uso del método etnográfico, es en este apartado en el que se hace más necesario, por lo que a continuación se ofrece una breve descripción de este. El estudio mediante el método etnográfico debe estructurarse de manara que permita la recolección de los datos de una manera organizada, con el fin de obtener datos precisos que reflejen la cotidianidad en un determinado lugar.

Una de las condiciones más importantes es que el trabajo de campo involucra trabajar con la gente durante largos períodos, por lo que la observación participante es característica de los estudios etnográficos. En consecuencia, al utilizar el método etnográfico participamos abiertamente en la vida cotidiana de las personas, para lograr arrojar luz sobre los problemas o temas que estudiamos.

Los investigadores que utilicen este método hacen un uso intenso de las notas o registros del trabajo de campo acerca de lo que observan, consultan documentos de la comunidad o grupo que estudian, recogen historias de vida, utilizan entrevistas, usan técnicas proyectivas, por lo que su técnica de trabajo no se limita exclusivamente a la observación participante. Algo que caracteriza el informe etnográfico es la gran cantidad de citas directas de lo dicho por las y los sujetos actuantes, el propósito es que ellas y ellos hablen por sí mismas y por sí mismos, es decir darles voz (Gurdián, A. 2010: 178).

Así, para este trabajo se realiza una búsqueda de información bibliográfica de manera exhaustiva en diferentes centros de información como: Biblioteca Carlos Monge Alfaro, Biblioteca Luis Demetrio Tinoco, Biblioteca de la Sede del Atlántico y Municipalidad de Pacayas, con el fin de recopilar datos referentes al espacio geográfico en estudio, así como a la obra literaria y los movimientos sociales en torno a estos dos espacios. Una vez recolectada la información se delimitó el espacio y se fijó la fecha para la recolección de la información.

Asimismo, se recurrió a la observación directa de los hechos, para complementar con la información bibliográfica hallada, para no caer en un procesamiento simple de los resultados obtenidos y a la posible pérdida de información, pues tal y como lo afirma Griaule: “En la práctica, la observación directa solo resulta cómoda cuando se trata de hechos en movimiento ejecutados por un número muy limitado de agentes, o sobre todo de monumentos (objetos, edificios), es decir de hechos estables” (Griaule, M. 1957: 70). Partiendo de esta premisa es posible afirmar que en el estudio en cuestión, la existencia de edificaciones es prueba fehaciente de un impacto a nivel cultural,

De la misma manera, se recurrió al estudio de los elementos conocidos como hechos relativamente estables, pues estos son pieza clave en la comprobación de los supuestos e hipótesis que el investigador haya planteado antes de iniciar su estudio, estos hechos tienen la capacidad de reafirmar o desmentir dichas suposiciones. Tal es así que Griaule,  afirma: “Un objeto, un edificio, son hechos relativamente estables. Congelan y representan un momento de la actividad y se sitúan en la serie de los movimientos que los han creado, que los utilizan y que los destruirán” (Griaule, M. 1957: 71). Esta afirmación da muestra de la importancia que este tipo de elementos se encuentre en el campo de estudio ya que facilitan en gran medida la recolección de datos al investigador.

Además del recorrido que se puede realizar en el lugar donde se hace el estudio en busca de información basada en los hechos relativamente estables, es necesario establecer un contacto con personas integrantes de la sociedad que se está estudiando, la importancia más relevante de este aspecto es que permite la recopilación de datos de fuentes primarias, donde ya sea por medio de preguntas pre estructuradas o conversatorios el informante exponga sus ideas de manera espontánea. Así la define Maestre::

La entrevista dirigida consiste en el establecimiento de una comunicación entre el entrevistador y el o los sujetos investigados, en la que se necesita hacer compatible la obtención de los aspectos objeto del interés por parte del investigador con la no alteración de las circunstancias normales en las que puede discurrir cualquier conversación en la vida cotidiana (Maestre, J. 1976: 107).

Esta afirmación refuerza la idea de que el investigador es quien propone las pautas y marca el camino que debe llevar la conversación en una entrevista para este tipo de estudios, pero también demuestra que es responsabilidad de la persona que hace el estudio aprovechar toda la riqueza que se pueda extraer de un informante apropiado, para finalmente proceder con la tabulación  y análisis de todos los datos obtenidos.

Una vez llevado a cabo todo el proceso anterior, de forma general se encuentra lo siguiente: de los siete habitantes entrevistados, seis conocen la obra y una persona no la conoce. Cuatro personas leyeron la obra, una ha escuchado de ella y una persona vio la película. Dos personas les gusta la obra, una no le gusta y una no se acuerda.

Seis personas consideran que existe relación entre el nombre de algunos comercios y la obra, seis personas consideran que la relación se debe a la semejanza entre el nombre del pueblo y el apellido del autor, una persona no contestó. Seis personas consideran que es importante usar nombres relacionados con obras literarias en los negocios -atrae el turismo y a los clientes-, además promueve la lectura, da tributos a la obra de cervantes y también hace del pueblo de Cervantes un punto de referencia.

Finalmente, solo una persona considera que no es importante que se dé la relación entre el nombre de los negocios y una obra literaria, porque los negocios se deben vender por sí solos. Todo lo anterior, cualitativamente, según lo muestran las entrevistas -considerando la pregunta número seis- se traduce de la siguiente manera: De acuerdo con su opinión ¿a qué se debe esta relación? (se hace referencia a la relación entre el nombre de los establecimientos y la obra).

Sí, primero por el nombre del pueblo, Cervantes como el apellido del autor de la novela, segundo porque los dueños de los negocios, seguramente conocen la obra, de ahí nombres como El Rocinante, que era el caballo de don Quijote o La Dulcinea, que era el nombre de la amada (Entrevistado “B”).

La relación, la relación se debe al nombre de los locales que tienen relación con personajes de la obra. Además, fue por el fundador del pueblo Cervantes, que era un hombre de origen español y con ese apellido (Entrevistado “C”).

Foto no 4
Bar y restaurante el Rocinante

Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez sábado 04 de mayo del 2013

Distribuidora agrícola La Dulcinea                                      Foto tomada por Montserrat Flores y Maureen Méndez sábado 04 de mayo del 2013

Foto no 5
Distribuidora agrícola La Dulcinea

Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez

sábado 04 de mayo del 20

Así afirmaron dos de los entrevistados, en el primer caso un hombre de 41 años y en el segundo caso una mujer de 26 años, lo que permite ver que para los pobladores existe una relación concreta entre el nombre de ciertos establecimientos y la obra en estudio. Aspecto que desde la visión de Šustrová resulta de gran importancia, pues “[…] la toponimia es un conjunto de huellas que en un territorio han dejado todos sus habitantes desde los vetustos hasta los más recientes; según las palabras de Celdrán la toponimia es la «…huella lingüística del Pasado» (2006: XIV)” (Šustrová, M. 2009: 21).

En esta misma línea de análisis es importante mencionar que durante el trabajo de campo se halló un dato muy interesante: la existencia de un barrio llamado El Quijote, el cual -según lo apunta Šustrová- establece una relación toponímica de tipo epotoponímica, es decir los topónimos que rememoran personajes o acontecimientos históricos, esto porque se utiliza el nombre del personaje principal de la obra para designar un barrio, el cual encierra el desenlace del por qué en el pueblo de Cervantes ciertos de los establecimientos llevan nombres de los personajes cervantinos -aspecto que se desarrolla en el siguiente apartado-.

Foto no 6
Barrio el Quijote
Fotos tomadas por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

 

Nombre de los establecimientos y la obra, según los propietarios:

Foto no 7
Algunos establecimientos de Cervantes
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

De acuerdo con lo propuesto por García el estudio de la toponimia puede ser vista desde dos vertientes: topónimos según su estratigrafía léxica (origen) y según la motivación semántica (tópicos) de los topónimos. De esta clasificación, la segunda es la que resulta de interés para este trabajo, pues encierra entre su estructura la posibilidad de topónimos referidos a construcciones o edificios, tal y como sucede en la localidad en estudio.

No obstante, antes de hacer referencia a este tipo de topónimos necesariamente hay que hacer alusión al por qué en el pueblo de Cervantes ciertos de los establecimientos llevan nombres de los personajes cervantinos. Según afirmó doña Nidia por el año de 1965 y 1966 un hombre de nacionalidad cubano-norteamericano, llamado don Adolfo Acera Gutiérrez llegó a la localidad de Cervantes, allí adquirió una considerable porción de tierra y estableció un negocio llamado El Quijote de La Mancha:

Ahhhh sí, todo esto es una historia, una historia muy interesante -dicen los que estudian- como ya les dije, decía mi papá Ezequias, que Cervantes se llama así por el español Juan o José Cervantes, pero los nombres, los nombres de los lugares son por influencia de don Adolfo, él y su familia vinieron aquí y compraron un poco de tierra y pusieron una sodita que le pusieron el nombre de El Quijote de La Mancha, claro por la obra de El Quijote, porque él sí la conocía y pensó en el nombre del lugar y el nombre -bueno el apellido del autor- que eran iguales. Yo sé que fue así porque yo trabajé para él casi veintitrés años.

Entonces, como la sodita se llamaba El Quijote de La Mancha, al barriecito donde estaba ubicada le pusieron El Quijote que también era propiedad de don Adolfo, pero ya con los años -hace como 10 años- un sacerdote le cambió el nombre y le puso barrio Los Ángeles (Propietario “A”).

(VOY AQUÍ)

Así las cosas, afirma doña Nidia que la influencia de la obra cervantina en el pueblo de Cervantes proviene de la idea que tuvo este cubano-norteamericano, idea que con el paso del tiempo fue retomada por otros habitantes, pues por el año de 1970 y 1971 se estableció una ferretería y venta de insumos llamada Sancho Panza -nombre del escudero de don Quijote-. Sin embargo, actualmente estos dos establecimientos no existen, pero fueron piezas fundamentales para la influencia que aquí se estudia, la cual continúo en desarrollo y dio como resultado el surgimiento de otros locales comerciales como La Dulcinea y El rocinante, que respectivamente aluden a la amada y el caballo de don Quijote, pero de estos dos y otros cinco se habla a continuación:

Distribuidora Agrícola La Dulcinea:

Foto no 8
Distribuidora agrícola La Dulcinea
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

Este es el establecimiento más antiguo -relacionado con la obra en estudio- que aun funciona en la comunidad de Cervantes. Se trata de un local fundado por el señor Félix Araya Castillo en el año de 1973, dedicado a la venta de insumos agrícolas. Según comentó uno de sus nietos -joven de 25 años de edad- don Félix puso el nombre de La Dulcinea a su establecimiento para seguir el patrón que ya don Adolfo había propuesto:

El nombre lo propuso mi abuelo, yo chiquillo escuchaba decir que aquí había un hombre que empezó con todo esto de El Quijote, entonces parece que mi abuelo puso al negocio el nombre de la novia del personaje, pues me parece que ya estaba el nombre del personaje y del escudero (Propietario “B”).

A la luz de estas aseveraciones se nota la primera evidencia de la influencia de la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha, pues la analogía: nombre del lugar y apellido del autor dio como resultado que otros pobladores al establecer ciertos negocios optaran por seguir esta misma línea, a este aspecto que per se resulta interesante, se le puede agregar lo que bien postula el entrevistado: “[…] ya estaba el nombre del personaje y del escudero” (Propietario “B”). Aspecto que de alguna manera circunscribe un ordenamiento cultural, pues para lograr la mayor identificación del lugar con la obra y por ende con el autor, se deben explotar las máximas posibilidades de personalización, al estar ya el nombre de El Quijote de La Mancha y el de Sancho Panza, ahora le tocaba el turno a Dulcinea, la mujer amada por este caballero andante:

Y fue a lo que se cree, que en un lugar cerca del suyo había una moza labradora de muy buen parecer, de quien él un tiempo anduvo enamorado, aunque, según se entiende, ella jamás lo supo, ni le dio cata dello. Llamábase Aldonza Lorenzo, y a esta le pareció ser bien darle título de señora de sus pensamientos, y, buscándole nombre que no desdijeses mucho del suyo y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso, porque era natural del Toboso; nombre, a su parecer, músico y peregrino y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto (Cervantes, M. 2004: 22-23, I parte). El subrayado es propio.

 

Soda y pooles El molino:

Foto no 9
Soda y pooles El Molino
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

Con la soda y pooles El molino se circunscribe una historia muy interesante, pues de primera entrada se cree que el nombre obedece a aquella aventura vivida por don Quijote y su escudero al enfrentarse a los molinos de viento, creyendo que estos eran gigantes:

En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:

-La aventura va guindando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más, desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzarnos a enriquecer; que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra (Cervantes, M. 2004: 64, I parte). El subrayado es propio.

No obstante, hay que conversar con don Manuel -dueño del local- para darse cuenta que esta relación que tanto vecinos como visitantes infieren no es así, pues asegura don Manuel que el nombre de su negocio fue propuesto por uno de sus hijos, quien ideó el nombre porque al frente de otro de los negocios de la localidad, llamado La posada de la luna, había un molino que los propietarios de este negocio utilizaban para sacar agua.

Ahhhh sí, el nombre lo puso un hijo mío, porque aquí cerca había un molino para sacar agua, era de esta gente, de esta de La posada de la luna, entonces como la gente tenía tanto que ver con el dichoso molino para nosotros fue muy fácil ponerle así.

Sí, dicen que tiene una relación con ese libro, pero la verdad no le hemos puesto mucha atención, porque como les digo, el nombre es por el molino (Propietario “C”).

Ante estas declaraciones surge, entonces, un aspecto muy interesante, pues don Manuel asegura que el nombre no está relacionado con la obra; sin embargo, tres de los entrevistados -con edades entre los 20 y 42 años- aseguran que este negocio tiene este nombre por la aventura de los molinos de viento citada anteriormente.

Asimismo, valga mencionar que al estar tras la pista del nombre de este local de comidas y entretenimiento surgió otro elemento importante para este trabajo. Seis de los entrevistados, tanto jóvenes como adultos aseguran que el nombre del restaurante La posada de la luna -fundada en 1963- obedece también a la influencia de la obra cervantina en sus fundadores, pues aseguran que el nombre está relacionado con uno de los disfraces que toma el Bachiller Sansón Carrazco -el Caballero de la Blanca Luna- y con la idea de la posada, pues en El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha se hace alusión a las posadas o a las ventas como los lugares donde se quedaba a descansar don Quijote; sin embargo al conversar con uno de los propietarios actuales, este asegura lo siguiente:

Este negocio fue fundado por mis bisabuelos, luego lo tuvieron mis abuelos y hoy lo tienen mis padres con la ayuda de nosotros. El nombre es por nuestro apellido, el apellido Luna, en un principio el negocio se iba a llamar La pasada de los Luna, pero uno de los primeros clientes lo cambió por el de ahora: La posada de la luna y a mis bisabuelos les pareció bien (Propietario “D”).

Foto no 10
Posada de la Luna
(antigua Pasada de los Luna)

Disponible en http://www.sitiosdecostarica.com/destinos/cartago/posada_luna.htm

De esta manera, se puede ver cómo, aunque no para todas las personas funciona igual, culturalmente existe una influencia de la obra en estudio con respecto al nombre de los personajes, aspecto que también suscita un apartado importante para las conclusiones de este trabajo, pues se evidenció un fenómeno muy interesante respecto al cuidado que los habitantes prestan a este tipo de relaciones.

 

Bar, soda, restaurante y sala de eventos El rocinante:

Foto no 11
Bar y restaurante el Rocinante
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

El centro social y de comidas El Rocinante fue fundado por el año de 1978. Su nombre obedece a dos aspectos: por un lado, una anécdota personal del fundador y por otro lado, un interés literario.

Yo desde muy joven he estado relacionado con esto del comercio, antes de tener este negocio -que empezó con unas tablillas- trabajaba en Turrialba en un bar llamado El caballo blanco, pero cuando este desapareció yo me monté este negocito y como en Cervantes ya estaba esa influencia de los nombres presentes en El Quijote, mi suegra -doña Silvia, que es profesora- me dijo ponle El rocinante, así que yo venía del caballo blanco y me monté en el Rocinante -que es el nombre del caballo de don Quijote-. Yo le iba a poner El Quijote, pero diay, me lo ganaron y se quedó El rocinante, entonces, aquí hay dos intereses uno literario, por la obra y otro comercial. Aquí vienen turistas, los extranjeros, los españoles y los de Barcelona y les ha llamado la atención el nombre, el del pueblo como Cervantes y los puestos alusivos.

Este, como les dije era un negocio pequeño y hoy tiene más de 200 metros de construcción, con decirles que allá atrás, allá atrás tengo el salón de eventos que también se relaciona con la obra, pues se llama La taberna de Sancho (Propietario “E”).

Estas afirmaciones permiten, entonces, tener un panorama más amplio de la influencia de la obra cervantina en la actividad cultural del pueblo de Cervantes, pues no solo pone de manifiesto la idea del comercio, sino un interés literario que como ya se ha mostrado inició con una idea casual, pero que poco a poco causó revuelo en la localidad. Asimismo, lo que afirma el dueño de este establecimiento -respecto a la evolución del negocio- puede de alguna manera relacionarse con la analogía que lleva a cabo don Quijote en la obra cuando cuenta por qué le puso a su caballo Rocinante, pues el personaje asegura que al formar parte de sus hazañas deja de ser un rocín un caballo sencillo y se convierte en Rocinante, un nombre sonoro y significativo.

Cuatro días se le pasaron en imaginar qué nombre le pondría […]; pues estaba muy puesto en razón que, mudando su señor estado, mudase él también el nombre, y le cobrase famoso y de estruendo, como convenía a la nueva orden y al nuevo ejercicio que ya profesaba; y así, después de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante, nombre a su parecer; alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era que era antes y primero de todos los rocines del mundo (Cervantes, M. 2004: 22, I parte). El subrayado es propio.

No obstante, esta es una analogía de crecimiento cultural que se puede desarrollar en un estudio posterior.

 

Restaurante Los molinos de viento de Cervantes S.A.:

Foto no 12
Bar y restaurante los Molinos de viento de Cervantes
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

El Bar y restaurante Los molinos de viento de Cervantes es un establecimiento fundado en el año 2000, se dedica a la venta de comidas típicas e internacionales y su nombre obedece a un patrón cultural que ya se venía marcando en la localidad de Cervantes respecto a la obra cervantina: “Los molinos de viento es una de las primeras aventuras que tiene don Quijote, -esta aventura se cuenta en el capítulo ocho de la novela- allí él (El Quijote) pelea contra ellos creyendo que eran gigantes” (Propietario “F”), manifiesta uno de los propietarios del restaurante.

Un fenómeno interesante de mencionar respecto a este restaurante es la manera en que decoraron el establecimiento, pues uno de los pocos que presenta una identificación más propia con la obra, ya que no solamente su nombre y estructura alude a esta, sino que en el interior del restaurante hay una motivación gráfica, de primera entrada hay una cita textual presente en la novela, así como un cuadro a color de la representación de Gustavo Doré (1888), cuando don Quijote pelea con los molinos, además, la indicación para los servicios sanitarios se marca bajo los nombres: “Dulcineas” y “Quijotes”, lo que respectivamente infiere a damas y caballeros.

En esta misma línea, se puede hacer referencia a que parte de la decoración son varios barriles para guardar vino, lo que de alguna manera puede remitir a la aventura presente en el capítulo treinta y cinco de la novela, cuando don Quijote pelea con los cueros de vino. No obstante, este es un aspecto que no se tomó en consideración para este trabajo, pues de ser así, tal representación cae en un error de interpretación de la obra, pues se cambian los cueros por barriles.

Ahora bien, independientemente de que estos barriles aludan o no a la aventura de los cueros de vino, lo cierto es que en este establecimiento hay otros elementos infraestructurales y decorativos que culturalmente ponen de manifiesto esa identificación o influencia de la obra cervantina en los pobladores y propietarios de ciertos locales comerciales de Cervantes de Alvarado.

Foto no 13
Aspectos decorativos, Bar y restaurante los Molinos de viento de Cervantes
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

 

Soda El Quijote:

Foto no 14
Soda El Quijote
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

La Soda El Quijote constituida en el año 2001, propiedad de doña Nidia y don Rafa es uno más de los establecimientos que manifiestan la influencia de la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha en la actividad cultural del pueblo de Cervantes de Alvarado, pues al igual que los negocios presentados anteriormente, su nombre remite al personaje principal de la obra: “Puesto nombre, y tan a su gusto, a su caballo, quiso ponérsele a sí mismo, y en este pensamiento duró otros ocho días, y al cabo se vino a llamar don Quijote […]” (Cervantes, M. 2004: 22, I parte). El subrayado es propio.

Aseguran los propietarios que este nombre se debe a una influencia -ya marcada desde hace años en la localidad- que nació con don Adolfo Acera Gutiérrez, quien fue la primer persona en colocar un nombre relacionado con la obra, pues como ya se mencionó, él fue quien estableció El Quijote de La Mancha y dio pie para que el barrio donde estaban sus tierras lleve el nombre de El Quijote.

 

Bazar y librería Saavedra:

Foto no 15
Bazar y librería Saavedra
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

El bazar y librería Saavedra creada en el año 2011 es junto con la Pizzería el rincón de don Quijote y Sancho Panza uno de los establecimientos más actuales. De este los vecinos aseguran que el nombre proviene del segundo apellido del autor de la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Sin embargo, es una propuesta que tras las tres visitas hechas a la comunidad no se pudo verificar, ya que no fue posible conversar con ninguno de los propietarios.

La librería, esa que está por la farmacia, también tiene relación con el texto de Miguel de Cervantes, pues el segundo apellido de ese autor era Saavedra, y como el dueño del local es el ex director de la escuela, fijo le puso ese nombre por la relación que ustedes ya conocen (Entrevistado “D”).

 

Pizzería El rincón de don Quijote y Sancho Panza:

Foto no 16
Pizzería el rincón de Don Quijote y Sancho Panza
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

Como se mencionó anteriormente, este es uno de los establecimientos cervanteños más recientes, fue creado apenas hace un año, en el 2012 y asegura la propietaria que su nombre obedece a una línea ya marcada en la localidad: “Aquí todos los negocios tienen que ver con El Quijote: El rocinante, La Dulcinea, El Quijote… entonces para no salirse del esquema se le puso así” (Propietario “G”).

En la motivación seguida por los propietarios de este establecimiento para ponerle su nombre sobresale una característica social muy curiosa y es la idea de incluir al personaje de Sancho junto a su amo, aspecto que hasta el momento no se había considerado: “Buscamos en el libro y vimos que don Quijote siempre anda acompañado por su escudero y curiosamente todo mundo deja por fuera a Sancho y él tiene mucho que ver en la obra” (Propietario “G”). Este asunto pone de manifiesto no solo el conocimiento de la obra y el realce de otros personajes, sino, de algún modo, una concientización respecto al otro o como lo ha dicho la crítica literaria, respecto a la antítesis del personaje central.

De igual manera, en este establecimiento resulta importante mencionar -al igual que sucede en el Restaurante Los molinos de viento de Cervantes- que hay una identificación más propia con la obra, pues aquí se ha generado una preocupación por ofrecerle al cliente el contexto propio de la obra, de ahí que las tarjetas, servilleteros, minués, rótulos y demás elementos presentan la imagen de don Quijote y Sancho, se trata, entonces, de un trabajo detallado, que -asegura la propietaria- es del gusto de los clientes.

Foto no 17
Aspectos decorativos, Pizzería el rincón de Don Quijote y Sancho Panza
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

Asimismo, es importante aludir que tanto en este negocio como en El Quijote -desarrollado anteriormente- hay una copia del cuadro pintado por Picasso, obra que permite generar una identificación entre la obra y el negocio.

Foto no 18
Aspectos decorativos, Soda El Quijote y Pizzería el rincón de Don Quijote y Sancho Panza
Foto tomada por Montserrat Flores y
Maureen Méndez
sábado 04 de mayo del 2013

Así las cosas, queda claramente explícito a través del análisis de estos siete establecimientos comerciales que en la localidad de Cervantes de Alvarado existe una influencia de la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha respecto a las diferentes actividades culturales que desarrollan sus habitantes.

Consideraciones finales:

Aun cuando la relación entre el nombre del poblado y el autor de la obra sea casualidad, esto ha dado pie para que se desarrolle toda una actividad cultural orientada al desarrollo de la economía, en la que existe una relación onomástica de tipo toponímica según la motivación semántica, clasificable dentro del grupo de los topónimos referidos a construcciones o edificios y epotoponímica debido a una remembranza de personajes o acontecimientos históricos; tal como es el caso del personaje de la obra El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha y muchos de los acontecimientos suscitados en ella.

Asimismo, es importante mencionar que esta influencia literaria en la onomástica de la localidad de Cervantes, no es el único caso que se registra, pues en Guanajuato México se desarrolla una relación muy similar. Esto porque desde mediados del siglo XIX se empezó a celebrar en las diversas ciudades guanajuatenses el llamado Festival internacional Cervantino (F.I.C.).

Un dato interesante es el hecho de que los pobladores al estar inmersos en un contexto dialógico tan cotidiano no se dan cuenta del fenómeno cultural en el que están inmersos, aspecto que siguiendo los postulados de Sklovski, V. (1973) obedece a una especie de automatismo perceptivo, tras el cual no se pueden ver los objetos y acontecimientos cotidianos, salvo que estos experimenten un cambio y provoquen la atención. De acuerdo con este teórico, para lograr esto es necesario pasar por un proceso de singularización, es decir que el objeto o acontecimiento sea captado. No obstante, este es fenómeno que muchos de los pobladores de Cervantes no se han dado cuenta que pueden llevar a cabo, pues al preguntarles por la relación estudiada, se mostraban asombrados y muchos aseguraban no haberla notado con anterioridad, es decir se encuentran en medio de un automatismo perceptivo.

Finalmente, es importante mencionar que debido a este automatismo perceptivo que se desarrolla alrededor de ciertos pobladores, estos no se han dado cuenta que esta relación onomástica y cultural se puede potencializar, con el fin de obtener provecho tanto económico como social, mediante el desarrollo de actividades como: ferias que insten a la lectura, veladas de lectura que promuevan esta práctica dentro de los mismos pobladores y personas foráneas que visiten el lugar y que también les sirva como método de mercadeo para sus negocios, per se relacionados con la obra literaria.

Referencias bibliográficas:

Bajtín, M. (1986). Problemas literarios y estéticos. México: FCE.

Bajtín, M. (1987). La cultura popular en la Edad Media y el Renacimiento. El contexto de François Rabelais, Barcelona, Barral, 1974. Madrid: Alianza.

Bajtín, M. (1989). Teoría y estética de la novela, Madrid: Taurus.

Bajtín, M. (1995). Estética de la creación verbal. México: Siglo XXI.

Bowra, C. (1948). Historia de la literatura griega. D.F, México: Fondo de Cultura Económica.

Cervantes, M. (2004). El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Estados Unidos: E. Balmes. S. L.

Entrevistado “A”. (2013). Masculino de 25 años de edad, vecino de la comunidad de Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 11 de mayo del 2013.

Entrevistado “B”. (2013). Masculino de 41 años de edad, vecino de la comunidad de Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 11 de mayo del 2013.

Entrevistado “C”. (2013). Femenina de 26 años de edad, vecina de la comunidad de Cervantes de Alvarado.  Entrevista realizada el 11 de mayo del 2013.

Entrevistado “D”. (2013). Femenina de 27 años de edad, vecina de la comunidad de Cervantes de Alvarado.  Entrevista realizada el 11 de mayo del 2013.

García, J. (2007). Atlas toponímico de España. Madrid: Arco Libros.

Gaviria, L. (2009). Diagnóstico Inicial de la Situación de los Residuos Sólidos en la  Municipalidad de Cervantes, Cartago-Costa Rica. Documento Técnico, Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR). Costa Rica.

Griaule, M. (1957). El método de la etnografía. Buenos Aires: Nova.

Grupo Océano. (1997). Autodidactica Océano Color. Océano editorial: Barcelona, España.

Grupo Océano. (2010). Enciclopedia Océano: Historia Universal I. Océano editorial: Barcelona, España.

Gurdián, A. (2010). El paradigma cualitativo en la investigación socioeducativa. San José: Editorial de la Universidad de Costa Rica.

Maestre, J. (1976). La investigación en antropología social: ejemplos y técnicas operativas. Madrid: Akal.

Propietario “A”. (2013). Soda El Quijote. Vecino de la comunidad de Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Propietario “B”. (2013). Distribuidora agrícola La Dulcinea. Vecino de la comunidad de Cervantes de  Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Propietario “C”. (2013). Soda y pooles El Molino. Vecino de la comunidad de Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Propietario “D”. (2013). Posada de la Luna (antigua Pasada de los Luna). Vecino de la comunidad de  Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Propietario “E”. (2013). Bar y restaurante el Rocinante. Vecino de la comunidad de Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Propietario “F”. (2013). Bar y restaurante los Molinos de viento de Cervantes. Vecino de la comunidad de Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Propietario “G”. (2013). Pizzería el rincón de Don Quijote y Sancho Panza. Vecino de la comunidad de  Cervantes de Alvarado. Entrevista realizada el 18 de mayo del 2013.

Real Academia de la lengua. (2010). Diccionario de la Lengua Española. Disponible en http://www.rae.es/rae.html

Shklovski, V. (1971). Sobre la prosa literaria, Barcelona: Planeta.

Shklovski, V. (1973). La disimilitud de lo similar. Los orígenes del formalismo, Madrid: Alberto Corazón Editor.

Sitios de Costa Rica. (2005). Posada de la Luna (antigua Pasada de los Luna) La posada de la Luna. Disponible en http://www.sitiosdecostarica.com/destinos/cartago/posada_luna.htm

Šustrová, M. (2011). Toponimia en la provincia de Sevilla. Tesis para optar por el grado de  Magister en Lingüística de la Universidad Masarykova.

Tylor87. (2009). Foto panorámica de la localidad de Cervantes Skyccrapercity.com. Disponible en http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=802780&page=3

Anexos:

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

FACULTAD DE LETRAS

ESCUELA DE FILOLOGÍA, LINGÜÍSTICA Y LITERATURA

Este instrumento pretende registrar cuál es la opinión de los habitantes del pueblo Cervantes de Alvarado con respecto a la influencia de la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha en la actividad cultural del pueblo. Por la naturaleza del instrumento no es necesario que escriba su nombre.

Muchas gracias por su colaboración.

Sexo: ____________                                                                                                                                      Edad: ____________

1 ¿Conoce la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha? (Si su respuesta es no, continúe con la pregunta #5)

SÍ ( )                         NO ( )

2. ¿Cómo conoció la obra?

3. ¿Ha leído alguna vez la obra? (Si su respuesta es no, continúe con la pregunta #5)

SÍ ( )                          NO ( )

4. ¿Qué opina de la obra?

5. ¿Considera que existe una relación entre los nombres de algunos comercios del pueblo con la obra? (Si su respuesta es no, continúe con la pregunta #7)

SÍ ( )                          NO ( )

6. De acuerdo con su opinión ¿a qué se debe esta relación?

7. ¿Considera beneficioso que algunos comerciantes usen el nombre de obras literarias en sus negocios? (Si su respuesta es no, puede omitir la siguiente pregunta)

SÍ ( )                          NO ( )

8. ¿Cuál, considera usted, que sea el beneficio de usar nombres de obras literarias en negocios actuales?

 


UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

FACULTAD DE LETRAS

ESCUELA DE FILOLOGÍA, LINGÜÍSTICA Y LITERATURA

 

Este instrumento pretende registrar cuál es la opinión de los propietarios de ciertos comercios del pueblo Cervantes de Alvarado con respecto a la influencia de la obra literaria El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha en la actividad cultural del pueblo. Por la naturaleza del instrumento no es necesario que escriba su nombre.

Muchas gracias por su colaboración.

Sexo: ____________                                                                                                                                      Edad: ____________

1. ¿Cuál es el nombre de su negocio y a qué lo dedica?

2. ¿Por qué razón le puso este nombre?

3. ¿Considera que este nombre tiene relación con alguna obra literaria? ¿Por qué?

4. ¿Ha leído alguna vez la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha? (si su respuesta es no, pase a la pregunta # 8)

SÍ ( )                          NO ( )

5. ¿Considera que el nombre de su negocio se relaciona con esta obra? ¿Por qué?

6. ¿Por qué tomó la decisión de usar un nombre relacionado con la obra?

7. ¿Por qué su negocio tiene este nombre y no cualquier otro presente en la obra?

8. ¿Cuál ha sido la reacción o los comentarios de sus clientes y vecinos con respecto al nombre de su negocio?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s