LA RELIGIOSIDAD Y LA MAGIA EN LOS CUENTOS “UVIETA” Y “LA MICA” DE MI TÍA PANCHITA DE CARMEN LYRA POR : DENISE VEGA SALAS

Introducción  

      La magia y la religión son dos elementos que se encuentran unidos entre sí y forman parte de la tradición oral de todos los pueblos, como un medio de afianzar nuestra pertenencia, así mismo se hallan inmersos en la literatura, en este caso la investigación se centrará en la cuentística de Carmen Lyra, específicamente en los Cuentos de mi Tía Panchita y la influencia de la magia y la religiosidad en los personajes y en los relatos de “Uvieta” y “La Mica”, así como los elementos que se encuentra no solo inmersos en la narración sino también en nuestra vida cotidiana.

Estudios previos

      El estudio de las publicaciones de Carmen Lyra es bastante amplio, esto debido a su influencia política y social. Se encuentran artículos de periódicos como La Nación, en este caso este lleva el nombre de Tía Panchita y la universalidad del “Había una vez” (2016), en el cual se realiza un homenaje a la obra de Carmen Lyra, reconociendo que este cuentario que ella realiza es considerado como patrimonio Nacional. Se menciona:

“Cuando Carmen Lyra escribe para la niñez recurre al folclor. Fue común, en su tiempo, recopilar y relatos, romances, adivinanzas o juegos anónimos. Se consideró al folclor como la fuente fundamental de las obras destinadas a las personas menores.” (Rubio, 2016)

       Además de trabajos realizados para la revista universitaria Kañina, por ejemplo Cuentos de mi Tía Panchita desde los conceptos teóricos del Reader-response y los de Wolfgang Iser (2005), además de Cuentos de mi Tía Panchita como una manifestación del género denominado literatura infantil (2004), ambos realizados por Gilda Pacheco Acuña.

      Se encuentra un trabajo realizado por Grettel González Acuña y Rosa María Segura Ortega, titulado Lo mágico-religioso en “Cuentos de Hadas” de Carmen Lyra, donde se analizan los usos de la magia y la religión en los cuentos de Hadas, además del despliegue de lo sagrado y lo profano en Los cuentos de mi Tía Panchita. Se realiza además un pequeño análisis de cada cuento.

    Finalmente se halla un trabajo bajo el título de Cuentos de Hadas y magia, los manuscritos antropológicos de Collingwood (2006) donde se analizan precisamente los manuscritos de este escritor inglés, que realiza con el estudio de los cuentos una base científica para la comprensión de la magia en las sociedades primitivas. Así como también se hace una crítica a Frazer, Müller y Freud. Dentro del trabajo se hace una redefinición de la magia como: “sistema de reglas comprensibles para nuestra mentalidad moderna.” (p.107)

Relevancia del tema

     Aunque existen ya bastantes investigaciones acerca de las obras de Carmen Lyra, el objetivo de este trabajo es enfocarse en dos cuentos concretamente, para poder analizarlos de manera detallada, el primero es “Uvieta” y el segundo “La Mica”, para darle un enfoque de acercamiento académico y de este modo poder relacionarlo con el estudio de lo mágico-religioso y la influencia que esto ejerce en ambas narraciones, así como la manera en que estas modifican las acciones de los personajes y por consiguiente el desarrollo del relato.

Es  por esto que se pueden realizar premisas sobre el hecho de que tanto la magia como la religiosidad influyen de manera directa tanto en los personajes como en el curso de los sucesos del cuento, creando un universo de misterio y la vez de fe, lo que lleva a la hipótesis de que ambos elementos conforman un objeto de estudio para establecer su función en la narrativa del cuento.

      Esto resultará provechoso para aquellos que deseen fuentes en las que se relacionan estos temas con los cuentos de Carmen Lyra, así como la facilidad para un mayor entendimiento de la manera en la que los elementos mágicos y religiosos influyen en los en el folklore. Esto debido a que es de gran relevancia no solo el estudio de esta gran maestra y escritora costarricense, sino también el comprender la importancia que tiene la religiosidad y las creencias mágicas en nuestro diario vivir, tanto así que son plasmadas en narraciones dirigidas tanto para niños como adultos.

     Como parte de los objetivos del trabajo están: distinguir los elementos que forman parte de la magia en los cuentos “Uvieta” y “La Mica” de Mi Tía Panchita de Carmen Lyra, establecer los elementos que conforman la religiosidad en los cuentos “Uvieta” y “La Mica” de Mi Tía Panchita de Carmen Lyra, identificar la forma en la que la magia y la religiosidad influyen en los personajes del cuento “Uvieta” de Mi Tía Panchita de Carmen Lyra, reconocer la manera en la que la magia y la religiosidad intervienen en los personajes del cuento “La Mica” de Mi Tía Panchita de Carmen Lyra y finalmente comparar la función de la magia con la función de la religiosidad en los cuentos “Uvieta” y “La Mica” de Mi Tía Panchita de Carmen Lyra.

    Esto requerirá no solo el análisis de los cuentos, sino también de todos los elementos, como personajes, acciones y discurso, sino también el aplicar estudios que respalden el trabajo, para así ampliar el aporte teórico que se desea realizar con este trabajo.

La magia y la religiosidad en los Cuentos de mi Tía Panchita

     La narrativa de estos cuentos, muestra muchos elementos extraídos de la religión, como un ejemplo de estos están tanto los pecados capitales como las virtudes, de las cuales se desprenden además las virtudes cardinales y teologales; estos se encuentran inmersos en la personalidad o acciones de los personajes, los cuales se desarrollarán más adelante. Una de las características más relevantes de los cuentos es la fe que acompaña a los protagonistas, lo que conlleva a extraordinarios actos donde los milagros son de gran importancia, así como el reconocimiento de axis mundi y hierofanías.

      Además como parte de la magia están los distintos usos que se les da y el mana, lo cual  se desarrollará más adelante con el análisis de ambos cuentos. Todo esto se halla dentro del universo creado de manera colectiva por el pueblo costarricense que ayudó a la construcción de estos relatos que son transmitidos de manera oral y que fueron difundidos por Carmen Lyra.

Uvieta

     Para iniciar se identifica la virtud de la generosidad, esta se desarrolla al inicio del cuento cuando Uvieta decide dar sus tres bollos de pan al viejito, la viejita y el niño, quedándose él sin qué comer: “El pobre Uvieta tenía un hambre que se la mandaba Dios Padre, pero como no llevaba qué comer…” (Lyra, pag.32), lo que demuestra que a pesar de que él no tenía comida y se quedó con hambre esto no le importó, ya que era más importante que los que no tienen nada coman primero. Luego de esto ocurre la aparición las Tres Divinas Personas que resultaban ser los tres mendigos que le pidieron algo para alimentarse a Uvieta, este recurso es muy valioso ya que le muestra al lector un gran acercamiento a la figuras supremas de la religión cristiana y se puede definir como una hierofanía según el concepto propuesto por Mircea Eliade en El tratado de historia de las religiones (1972), ya que es una manifestación de lo sagrado, en este caso se da la hierofanía en su máxima expresión, debido a que es la visualización misma de las divinidades.

    Los tres regalos otorgados son un saco donde entre todo aquello que él desea, lo que más allá de ser un milagro puede interpretarse como un objeto mágico, en este caso magia contaminante, ya que se da por medio del contacto, este concepto fue definido por James Frazer en su publicación La rama dorada (1890). Otro de los obsequios es un árbol de uva que tenga la fuerza de quien se suba ahí no se pueda bajar sin su permiso y el tercero es la posibilidad de morir solo cuando él lo decida. El palito de uvas se puede considerar como un axis mundi, ya que es un canal de comunicación entre el mundo que nos rodea y Dios.

    El uso de expresiones con referencias religiosas en este relato tales como ¡Ave María!, forman parte de los elementos religiosos inmersos, ya que no solo ocurre en las acciones del cuento sino también el en vocabulario que se utiliza.

    Dentro del relato aparece la figura de La Muerte y del Diablo, lo que forma no solo parte de la religiosidad, sino también de la magia negra donde muchas veces son invocados para causar daño a los demás.

     Como resultado se puede observar que hay varios elementos tanto mágicos como religiosos que forman parte de la narración del cuento “Uvieta” y que llegan a modificar el comportamiento de los personajes, como se analizará a continuación.

     La influencia de las religiosidad en Uvieta ocurre desde que se le ofrece una recompensa de parte de cada una de las Tres Divinas Personas por sus actos de bondad, al manifestarse estas figuras ante él y darle el poder de elegir a conveniencia su carácter pasa de ser pasiva a ser activo y toma en sus manos la posibilidad de tener y hacer lo que él quiera a su antojo, por lo que pasa de poseer la ambición dentro de su personalidad. Como parte de los obsequios otorgados a Uvieta él empieza a tener el pecado de la gula ya que puede comer todo aquello que entra al saco y además de la avaricia ya que luego de darle el palito de uvas este no quería compartir con nadie, y finalmente se incluye la soberbia, ya que pide el deseo de morir solo cuando él lo quiera, lo que da lugar a otorgarse a sí mismo el grado de superioridad en comparación con los demás mortales: “¡Tantas aquellas por un bollo de pan! Bueno, pues decile a Nuestro Señor que lo que deseo es que me deje morirme a la hora que a mí me dé la gana” (Lyra, pag.35)

       Debido a todo el comportamiento que Uvieta ha ido desarrollando, la muerte llega a visitarlo como parte de un regaño que manda a hacerle Dios y el protagonista como se considera más inteligente engaña a la muerte lo que provoca que este se suba al árbol de uva y no pueda bajar hasta que él lo quiera, con el paso de tiempo Tatica Dios manda a Santos y Ángeles para pedirle que por favor deje a la muerte bajar, ya que hay muchas personas que ya deben descansar, pero la actitud de Uvieta es desobedecer, incluso cuando se lo pide el Ser Supremo y no solo desobedece a este mandato sino que cuando El Diablo lo visita lo mete en el saco y lo golpea, reafirmando que adquiere la posición de considerarse superior a los entes que manejan el cosmos. De este modo para finalizar el relato como castigo es enviado “Al otro mundo”, pero debido a su comportamiento no lo quieren recibir ni en el cielo ni en el infierno, pero como Uvieta es tan inteligente cuando llega al infierno toca la puerta diciendo: “Ave María Purísima” lo que espanta una vez más al Diablo, de esto modo se devuelve al cielo y llama así a María Santísima quien lo deja entrar.

     Por lo tanto se evidencia que la inclusión de la magia y la religiosidad en el cuento “Uvieta” modificó la manera de pensar del protagonista y lo llevó a tener en sus manos más poder que el que tenía antes de que formaran parte de su alrededor.

La mica

     El primer elemento mágico que sale a relucir en este cuento es el hecho de que La mica, que es una monita, puede hablar con los príncipes que llegan a la casa donde ella pertenece, una habilidad que no poseen los animales, por lo que puede verse desde el punto de vista mágico. Asimismo hay una confirmación de lo anterior debido a que en medio de la conversación que esta tiene con el menor de los príncipes le confiesa que ella está retenida en esa casa por culpa de la bruja, el máximo exponente de la magia en este caso, visto desde la antigüedad como el ser con la capacidad de crear y destruir, en este caso se clasifica como magia negra, ya que esta la ha convertido en una mica para hacerle el mal.

    Otra de las manifestaciones mágicas ocurre cuando el príncipe acepta casarse con ella y es entonces cuando la casa retumba: “…entre un humarasco apareció la bruja que gritaba: -¡Y ahora cargá con tu mica para toda la vida. Él sintió de veras como si una cadena atara a su vida a la de aquel animal.” (Lyra, pag.74)

    Las semillas de tacaco son uno de las piezas mágicas más importantes y que da inicio a una serie de actividades similares, ya que cuando llegan a manos del rey pasan de ser semillas a convertirse en una camisa muy fina y hermosa, lo que puede denominarse magia contaminante ya que es el mismo objeto el que provoca un cambio y a su vez se clasifica como magia blanca, debido a que el objetivo de la mica es causar el bien al príncipe. El segundo objeto es un ayote cocinado y colocado en un canasto que después de llegar al palacio del rey y de pateado por el mismo, salió una bandada de palomas con canastillas de oro que contenían muchos manjares, el tercer elemento es un cañuto de caña de bambú que más adelante se convirtió en el capricho del rey, una vaquita miniatura muy hermosa, con los cachitos de oro que dio leche sobre la mesa en la que todos comían y finalmente la cuarta pieza es una carreta en la que la mica pidió ser llevada hasta el palacio a conocer al rey, cuando ella salió del vehículo se transformó en una princesa muy bella, vestida con telas de oro y una hermosa sonrisa, por lo que la mica pasa del papel del ser creador de objetos mágicos a una manifestación mágica. Todos los elementos anteriores, cumplen con los requisitos de magia blanca y se puede afirmar además que son un mana que es la fuerza de origen mágica que se le otorga a los objetos.

      Es por esto que se puede concluir que en el relato de La Mica existen distintos piezas que van conformando un ascenso mágico hasta llega a la cúspide del cuento.

      El comportamiento de los personajes en el cuento “La Mica” inicia desde que el príncipe menor se da cuenta de que la monita vive con una bruja y esto le provoca decidir casarse con ella, lo que demuestra su gesto de caridad y no solo se evidencia esto, sino el imaginario social de que las brujas son personas que solo promueven el mal y siembran el miedo. Este jovencito a su vez se ve influenciado por la magia de manera indirecta, ya que al principio él no confía en que las semillas de tacaco pudieran convertirse en una camisa. Sin embargo luego de que no solo el príncipe confirmara que efectivamente la camisa salió de ese par de semillitas, sino que sus hermanos y padres también, la actitud de todos cambió, en principio con sus hermanos que adoptaron la posición de envidia, sus padres la de asombro: “El rey y la reina casi se van de bruces y los hermanos salieron avergonzados y envidiosos.” (Lyra, pag.78) y para concluir el esposo de la mica dejó de estar triste y pasó a estar muy contento. Luego de que ocurrieran los otros eventos mágicos los hermanos del príncipe continuaron sintiendo mucha envidia hacia el príncipe menor. Al final del cuento se puede observar cómo el resultado de la magia impregna en el esposo de laica y en sus padres una dicha y una felicidad inmensa y los hermanos del príncipe un profundo agradecimiento.

     Respecto a la actitud de la mona todo el tiempo ella sintió calma ante los antojos de su suegro, debido a que ella sabía el poder de su magia y confiaba en que todo saldría siempre como ella deseaba.

      En conclusión los actos mágicos que van ocurren a lo largo del cuento no solo influyen en la percepción que tienen los personajes de las cosas, sino que cambian por completo el curso de la narración, ya que el elemento de la magia es precisamente el centro de todo lo que ocurre.

Comparación entre la magia y la religiosidad en ambos cuentos

      Las funciones de la magia y la religiosidad dentro de ambos cuentos cumplen con el carácter de ser tanto para bien como para mal en los dos cuentos, en Uvieta hay magia blanca ya que en principio se le otorga este poder al saco para complacerlo a él y en La Mica la magia se realiza para satisfacer los deseos del rey y que de este modo su hijo menor quede bien con él. Por otro lado la magia negra en Uvieta es solamente interpretada por el hecho de que tanto la muerte como el diablo forman parte del medio cristiano y se comunican entre sí, lo que puede considerarse pagano y por otro lado en La Mica la bruja que la convierte en una monita lo hace en forma de venganza contra el padre de ella, con la única finalidad de causar el mal.

     La religiosidad está presente en Uvieta tanto en el vocabulario como en los personajes y acciones, sin embargo no hay ningún elemento sagrado dentro del cuento de La Mica, ya que está centrada solo en la dirección de la magia.

      La  funcionalidad en la narración es equivalente ya que tanto la magia como la religiosidad son el centro del relato y el medio por el cual comienza a desarrollarse toda la trama de la historia, en pocas palabras son el desencadenante de la acción.

      Respecto al efecto que tiene en los personajes es muy valioso el aporte que se le otorga de parte de la magia, debido a que modifica la credibilidad que estos tienen en las manifestaciones de esta índole. Por su parte la religiosidad presente solo logra afianzar más la fe que ya se posee.

      Por consiguiente ambos elementos son un aspecto muy importante en la formación de cada cuento y en la finalidad de estos.

Conclusiones

      Los cuentos de Carmen Lyra están repletos de elementos que forman parte de nuestra vida cotidiana y que han ido se han reforzando con el paso del tiempo, la religiosidad de los pueblos aunque se manifiesta de distintas formas siempre es un elemento de gran importancia, que está presente en ritos, arte, oralidad y literatura como se ha demostrado en este caso y a su vez la magia está muy relacionada con el aspecto religioso, aunque no está aceptada y practicada por todas las personas, sí son reconocidas de manera colectiva y con un gran auge en distintos pueblos. Por lo tanto es muy útil el estudio de textos como estos que nos ayudan a identificar y comprender las manifestaciones de la religión y la magia en nuestro ámbito social.

Referencias bibliográficas

Arnau, P y Vilaplana, J. Cuentos de Hadas y magia, los manuscritos antropológicos de Collingwood. (2006). Thémata, revista de filosofía. Recuperado desde:

https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://institucional.us.es/revistas/themata/37/9Vilaplana.pdf&ved=0ahUKEwiKwf-x99TXAhUGPhQKHdajCP8QFggjMAA&usg=AOvVaw02x9Me3kPiN7-7_xIGVas-

Eliade, M. El tratado de historia de las religiones.(1972).

Frazer, J. La rama dorada. (1890).

González, G y Segura, R. Lo mágico-religioso en “Cuentos de Hadas”. Recuperado desde:

https://discursoytradicion.wordpress.com/ttrabajos-finales-del-estudiantado-guia-para-la-formulacion/el-componente-maravilloso-y-pensamiento-magico-religioso-en-cuentos-de-hadas-de-mi-tia-panchita-de-carmen-lyra/

Lyra, C. Cuentos de mi Tía Panchita. (2012). Editorial de Costa Rica. Tercera edición.

Pacheco, G. Cuentos de mi Tía Panchita desde los conceptos teóricos del Reader-response y los de Wolfgang Iser. (2005).  Recuperado desde:

https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://revistas.ucr.ac.cr/index.php/kanina/article/download/4683/4497&ved=0ahUKEwjE-Im3iPPXAhXF6SYKHUesBIgQFggqMAI&usg=AOvVaw3HBvgU-8yvQni42GXZNSf1

Pacheco, G. Cuentos de mi Tía Panchita como una manifestación del género denominado literatura infantil. (2004). Recuperado desde:

https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://revistas.ucr.ac.cr/index.php/filyling/article/view/4437&ved=0ahUKEwjE-Im3iPPXAhXF6SYKHUesBIgQFggmMAE&usg=AOvVaw1V3DOF5xd7TYwe9BFqf5Zm

Rubio, C. Tía Panchita y la universalidad del “Había una vez”. La Nación. (2016). Recuperado desde:

http://www.nacion.com/viva/cultura/tia-panchita-y-la-universalidad-del-habia-una-vez/JTZ7HDM4JBCRBOYOEOMSZ5TJFA/story/

Anuncios