DIALOGISMO Y ALTERIDAD DESDE EL COSTUMBRISMO EN EL CUENTO “MATATIGRES” DE “HISTORIAS DE TATA MUNDO” DE FABIÁN DOBLES. POR: MORA DURÁN PAOLA GABRIELA

Por: Paola Gabriela Mora Durán

Introducción:

En la presente investigación se hace una interpretación del cuento “Matatigres” de la compilación de “Historias de Tata Mundo” (1955) del escritor costarricense Fabián Dobles. Este libro escrito por Fabián Dobles es considerado uno de los más importantes

9

Fabián Dobles (1918-19

en la historia literaria de Costa Rica, el cual enriquece el patrimonio cultural de este país y aporta mucho a América Latina. Además, su contribución en este libro es de 25 relatos, todos contados por el icónico personaje Tata Mundo; en ellos se exponen tanto al hombre, como la mujer costarricense.

En este estudio se presenta el enfoque teórico, el cual es la base y fundamento de esta interpretación.  Asimismo, dicho análisis consiste en determinar las voces emergentes tradicionales e interpretar cómo estas dialogan desde la literatura costumbrista, sumado a cómo el dialogismo, propuesto por Mijael Bajtín, permite una nueva lectura del texto a estudiar.

Finalmente, este trabajo investigativo permite tratar de manera minuciosa la forma en que juegan las voces y su constructo hacia el nuevo diálogo en “Matatigres” desde el costumbrismo.

Estudios previos sobre Tata Mundo

“Historias de Tata Mundo” fue publicado en 1955 por el escritor costarricense Fabián Dobles, a continuación se presentan algunos de los estudios académicos y artículos publicados relacionados con esta obra literaria.

1El cuento que se interpreta en esta investigación es “Matatigres” de “Historias de Tata Mundo” escrita por Fabián Dobles, sin embargo, dada la naturaleza de este trabajo no se encontraron otras investigaciones que correspondan directamente al dialogismo de Bajtín aplicado a la voces emergentes del cuento propuesto. Por esto, se hará referencia a distintas publicaciones de artículos y una tesis de licenciatura que tienen relación, de manera directa, con el análisis de la obra “Historias de Tata Mundo” y más aún con el cuento “Matatigres”.

En primer lugar, Ronald Solano (1992) publicó un artículo para el Anuario de Estudios Centroamericanos titulado “Crítica literaria en Costa Rica: de las Historias de Tata Mundo”. Este artículo fue dividido en cuatro partes esenciales las cuales son: el Discurso Periodístico, Discurso Pedagógico, Discurso Universitario y el Discurso Teórico del Autor.

Sobre el discurso periodístico, Ronald Solano (1992) el escritor expone distintos aspectos como los primeros comentarios críticos que le hicieron a Fabián Dobles. Los cuales fueron publicados en el Diario de Costa Rica, además de la caracterización que se le dio a Fabián Dobles gracias a los textos publicados con respecto al Realismo Expresivo y el costumbrismo que identifican al reconocido autor costarricense.

En relación con el discurso pedagógico, Ronald Solano (1992: 90) explica que uno de los libros más utilizados por el sistema educativo fue: Textos de lectura y comentarios para sétimo año de la Editorial Fernández Arce. Este libro académico contiene un apartado dedicado al cuento, en cual hacen una reseña de lo que compone el género y cómo se encasilla Fabián Dobles, por las particularidades de sus escritos, dentro del cuento realista o folklórico.

En cuanto al discurso universitario, Solano (1992: 90-91) presenta tres textos: el primero es sobre Joaquín García Monge, la referencia que hace García Monge acerca de las Historias de Tata Mundo se apega a la tesis del discurso periodístico , ya que se acopla al asunto biográfico sobre la vida de Fabián Dobles y su acervo académico.

El segundo texto corresponde a Isaac Felipe Azofeifa; este “intenta separarse de la tradicional crítica o comentario periodístico y estudia la “estructuración” de los relatos” (Solano, 1992: 91) . El último lo dedica a la Tesis final de graduación para optar el grado de Licenciatura en Filología Española de Boris Moya Portuguez y Ana Bustabad Ugalde en el cual explica que las “Historias de Tata Mundo” fueron analizadas con el modelo teórico narratológico de Gerard Genette.

La última parte que expone Solano es la del  discurso teórico del autor; toma en cuenta “Consideraciones sobre literatura” publicado en 1955 por la Revista Brecha y la entrevista en “El café de las 4” en la que participaron Fabián Dobles, el periodista Carlos Morales, los escritores Fernando Durán Ayanegui, Abel Pacheco y la periodista Violeta Fernández (Solano, 1992: 91-93).

La licenciada Aura Rosa Vargas publicó un artículo en la Revista de la Universidad de Costa Rica, en el año 1971, titulado “El lenguaje coloquial en Historias de Tata Mundo”. La siguiente cita corresponde al análisis sobre el lenguaje utilizado en “Historias de Tata Mundo”:

Tata Mundo usa un lenguaje que es el mismo que todos empleamos para nuestras necesidades cotidianas; el lenguaje cargado de creaciones espontáneas, de metáforas populares, de giros graciosos, irónicos o picantes, que mejor traducen los complejos anímicos de cada hablante; lenguaje oral, siempre más libre y graciosamente \ descuidado que el escrito; en síntesis, lenguaje coloquial (Vargas, 1971: 195).

Por medio de este artículo Vargas (1971) propone un análisis del lenguaje coloquial mediante los recursos sintácticos, morfológicos, lexicológicos y semánticos, sumado a esto los gestos presentes en el lenguaje oral y la entonación empleada en el discurso. Además, explica la presencia de las interrogaciones, interjecciones y exclamaciones presentes en Historias de Tata Mundo y cómo estas ayudan en la ilación del discurso.

Uno de los tópicos que expone Vargas es la cortesía (respeto al interlocutor) en el lenguaje coloquial utilizado por Fabián Dobles en “Historias de Tata Mundo”. Los eufemismos y locuciones “traducen la idea pero con palabras más suaves y decorosas” (Vargas, 1971: 197). Lo anterior ayuda a exponer de manera más sencilla una idea que podría resultar fuerte o grosera para el interlocutor.

En consideración del lenguaje coloquial Vargas muestra los mecanismos empleados en el texto y cómo los cumplidos, piropos, repeticiones, refranes  y fórmulas de saludos característicos de la voz costarricense, construyen “Historias de Tata Mundo”. También  este refleja el habla común del campesino costarricense.

Otro análisis dedicado a este texto de Fabián Dobles es el Trabajo final de graduación para optar el grado de Licenciatura en Filología Española titulado “Estudio sobre las Historias de Tata Mundo” realizado por Boris Moya Portuguez y Ana Bustabad Ugalde. Esta tesis se basa en la narrativa propuesta por Gerard Genette sobre los “niveles narrativos” y la “persona”.

De este trabajo de Moya y Bustabad lo que interesa para esta investigación es el análisis narratológico que se le realizó al cuento “Matatigres” de Historias de Tata Mundo de Fabián Dobles. En la siguiente cita se muestra la división de las instancias narrativas:

Se dan tres distintos niveles, con la característica especial de que la prioridad en el orden la tiene el segundo de ellos, siguiéndole luego un metarrelato extenso, solo después del cual viene a efectuarse la recurrencia del relato primero, que ofrece luego otras dos breves intervenciones intercaladas entre la continuación tanto del metarrelato como el relato segundo, para concluir precisamente en este último (Moya y Bustabad, 1997: 119).

El costumbrismo en la literatura costarricense

Después de la independencia de Costa Rica (1821) comienza la época de construcción de identidad nacional. A finales del siglo XIX la oligarquía cafetalera logró consolidar su posición como una clase dominante; además, el gobierno costarricense buscaba establecerse como un Estado Nacional.11

En los años 1890 a 1910 se vivió un proceso de unificación ideológica que permitiera el reconocimiento de los intereses de la oligarquía cafetalera. Tanto el Estado como los intelectuales querían explotar la función referencial, es decir la función del lenguaje que muestra y toma como base para proyectar la realidad que se vivía en esa época en el país. Debido a la recién independencia del joven país se necesitaba crear un Estado protector de los habitantes, esto provocado por el sentimiento de orfandad que le provocó el separarse de España.

Respecto a esto Margarita Rawson (1971: 31) explica que “no es fácil romper con un pasado de trescientos años y por eso lo colonial respecto a gobierno, costumbres,etc., no termina cuando la América Hispana adquiere su independencia”.

Algunos de los escritores que respondieron a esta ideología fueron: Manuel de Jesús Jiménez, Carlos Gagini, Ricardo Fernández Guardia, Aquileo Echeverría y Ricardo Flores Magón. La discusión que surgió entre estos escritores costarricenses fue establecer un modelo de literatura que representara lo nacional; sin embargo, una de la cuestiones que más se le critica a esta joven literatura fue el apego a los modelos literarios europeos, en sí españoles y franceses.

En Costa Rica el costumbrismo sirvió para establecer la nacionalidad. Rawson (1971: 32) dice que el costumbrismo es utilizada como un medio de crítica y enfoque  a la realidad vivida por un país. Los costarricenses optaron por este para representar las costumbres que rodeaban a todas las clases sociales, por esto tomaron tanta popularidad los textos basados en el costumbrismo

El dialogismo bajtiniano

Este trabajo se enfoca en el concepto de dialogismo de Mijael Bajtín, por lo que se procede a interpretar cómo este enfoque se relaciona con el cuento “Matatigres” de “Historias de Tata Mundo” de Fabián Dobles.

2

Mijael Bajtin (1895-1975)

Según Tatiana Bubnoba, el concepto polifonía y dialogismo bajtiniano aparecieron en el siglo XX mediante la publicación del libro “Dostoievski”. Además, es importante mencionar que este fue una de las obras que marcó trascendencia en la crítica literaria, puesto que sus aportes aún son utilizados hoy en distintas áreas.

A continuación la siguiente cita refuerza los conceptos mencionados anteriormente:

La crítica dialógica es concebida por Bajtín como un intento de superar el viejo dualismo sujeto-objeto, para instaurarse como un interlocutor comprometido frente a un texto literario. La crítica dialógica borra la distinción creación crítica, para resaltarla obra como lugar de encuentro de las distintas voces que hacen posible la plenitud significacional del texto. Se evita de este modo considerar la crítica como mero metalenguaje (Espinoza , P 1994: 37).

El dialogismo fue uno de los conceptos más estudiados por Bajtín, de ahí surge su interés de cómo se desarrolla este en la función del lenguaje. Bubnoba explica la noción del otro como sujeto interindividual en relación consigo mismo y la sociedad en general. Esto se debe a que el hombre vive inmerso en una cultura y convive con los patrones de una sociedad con la cual “dialoga” constantemente (1992: 63).

Del otro proviene la alteridad, lo cual quiere decir que la conformación de este sujeto, según explica Bubnoba, no solo es formativa sino que es benéfica; “el hombre nace y vive en el diálogo, interno y social, con el otro” (Bubnoba, 1992: 63). Para ejemplificar se puede tomar en cuenta la trasmisión de la primera lengua (materna) como la representación de un otro frente una entidad ajena.

La siguiente cita resume en sí la funcionalidad del lenguaje y cómo se genera el diálogo:

Si el lenguaje entendido como comunicación social acompaña y compenetra toda actividad del hombre y la convierte asimismo en actividad comunicativa también, una de las consecuencias de esta concepción es que toda manifestación discursiva del hombre se genera como respuesta (réplica, contrarréplica, retracción, asentimiento, encubrimiento, sumisión, cuestionamiento, etc.), a algo dicho anteriormente por alguien (un otro), y prefigurando la futura respuesta tanto del interlocutor inmediato como del futuro (Bubnoba,1992: 64).

Ahora bien, con respecto a lo que concierne en esta investigación, cuando el transmisor emite un discurso puede poseer distintas posturas o fines que desea que lleguen a su receptor de manera dialógica. Sin embargo, no se puede obviar que la cultura y también los textos precedentes influyen en la construcción de dicho diálogo, muchas de las valoraciones pueden ser presentadas en el texto como una manifestación del discurso.

Por medio de esta propuesta de Mijael Bajtín se demuestra cómo en el cuento “Matatigres” se observa el diálogo intertextual y polifónico de las distintas voces, típicas del costumbrismo, que emergen de este cuento de Fabián Dobles, y cómo ayudan a su construcción. Además, otra de las propuestas es que por medio de esta investigación se pueda incentivar al estudio de los textos de Fabián Dobles desde distintas áreas, más allá de la narratología y la “esencia” del pueblo costarricense  por medio del uso del lenguaje coloquial. Finalmente, el objetivo es contribuir con nuevas perspectivas de estudio, donde el foco principal son las  y el diálogo que surgen de este cuento.

Las premisas que permiten el desarrollo de la obra son:

1: El dialogismo de Bajtín permite establecer el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles como literatura costumbrista.

2 Dialogismo y alteridad, recursos que utiliza Fabián Dobles que evidencian el dialogismo en el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles.

Conclusión: Las funciones de los personajes permiten interpretar la polifonía de las voces tradicionales en el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles desde la literatura costumbrista.

Interrogantes suscitadas sobre el tema

La hipótesis de esta investigación surge sobre el dialogismo textual propuesto por Mijael Bajtín, sobre si este permite interpretar las funciones de los personajes desde la polifonía de las voces tradicionales en el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles desde la literatura costumbrista.

Objetivos a alcanzar con esta investigación

El objetivo principal consiste en interpretar, desde la teoría del dialogismo bajtiniano, el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles con el fin de determinar las voces tradicionales presentes en el cuento.

Los objetivos específicos establecidos son:

Determinar el dialogismo de las voces tradicionales desde el costumbrismo en el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles con el propósito de fijar las diversas relaciones dialógicas entre los personajes del cuento

Determinar la polifonía de voces en el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles para identificar la identidad del Yo y del OTRO en el cuento

Definir la alteridad del YO y el OTRO en el cuento “Matatigres” de Fabián Dobles a fin de relacionar la teoría del dialogismo textual de Mijaíl Bajtín con el cuento. 

OJO CUÁNTAS VECES SE REPITE ESTABLECER 

Análisis interpretativo de Matatigres

12

Carmen Lyra (1888-1949)

Este cuento pertenece a un compendio titulado “Historias de Tata Mundo”, el cual fue elaborado por el escritor costarricense Fabián Dobles (1918-1997). Isaac Felipe Azofeifa (1993) hace un comentario sobre las “Historias de Tata Mundo” y cómo estas enriquecieron el folklore literario así como “Los cuentos de mi tía Panchita” de Carmen Lyra.

Los cuentos que narra Tata Mundo son con tintes autobiográficos de historias que ha vivido o que ha escuchado de otros; al iniciar sus historias encontramos que el narrador siempre se encuentra acompañado de sus oyentes, lo cual según dice Azofeifa era tradicional en la vida rural, dado que al caer la tarde en un corredor de alguna casa llegaba un “cuenta cuentos” para amenizar el final del día, esto es característico del costumbrismo.

En la siguiente cita se deja en claro la forma en que el lector también es parte de la narración en los cuentos folclóricos:

El narrador cronista es uno de estos, de pronto en el curso del cuento se rompe para mostrar algún gesto del narrador-autor y recordarle al lector que él —el lector — forma parte también del círculo silencioso (Azofeifa, 1993: 84).

Tata Mundo como personaje con carácter costumbrista

Según Azofeifa (1993: 85), a diferencia de “Los Cuento de mi Tía Panchita”, si bien Tía Panchita sí existió, Tata Mundo es un personaje ficticio, sabedor de historias, bebedor, bigotudo, sentencioso, lleno de refranes, socarrón (burlista con ironía y disimulo), además es un hombre trabajador, caritativo, fiel a su pueblo .3

Con respecto al lenguaje Azofeifa expone:

La lengua de Tata Mundo no es la del campesino, sin dejar de serlo, sino de un viejo juglar empeñado en crear una prosa expresiva, plástica, plegada al mundo de las cosas concretas, que le sirven para poner las ideas más abstractas y generales, en imágenes simples, vulgares, es decir, de la entraña del pueblo, que siendo ordinarias, familiares, son también originales (Azofeifa, 1993: 88). 

Con afinidad a lo anterior, Azofeifa (1993) hace un comentario sobre una observación de Alberto Cañas acerca del lenguaje aplicado en las concherías de Aquileo Echeverría. Cañas dice que no sabe si los campesinos hablan realmente el lenguaje que representó Aquileo o, si Aquileo inventó un lenguaje para que lo hablaran los campesinos. Por esto se toma el lenguaje utilizado tanto por Echeverría como por Dobles como una creación estética en la prosa narrativa en ambos textos.

Margarita Rawson (1971: 119) expone sobre el voseo que se emplea en el género costumbrista es característico del habla costarricense. además, argumenta que el uso del tuteo es solo para literatura, ya que en el habla se considera cursi y europeo. En Matatigres el voseo está presente, en el siguiente fragmento se ejemplifica: “—Asina pasa, Julián. Macheteaste a Baldomera. Si lo hubieras pensado, quizá no lo hacés” (Dobles, 1997: 183).

Rawson (1971: 145) explica que Fabián Dobles se encuentra entre los novelistas jóvenes para la  época, estos se interesaban en las costumbres y problemas nacionales, asimismo sus textos contenían un fondo social más profundo. La posición política de Dobles era izquierda, sobre esto la escritora Margarita Rawson explica que el escritor de izquierda, presenta un mundo de anti-héroes, de gentes derrotada por la vida. Con este comentario se ejemplifica la historia que se desarrolla en Matatigres, y sobre cómo impera la injusticia y la impunidad sobre un crimen.

Ahora bien, el cuento “Matatigres” comienza cuando el narrador expresa que Tata Mundo decidió contarles a él y a otros oyentes que estaban desgranando maíz la historia de Julián Ballestero, conocido como Matatigres, el cual era un hombre con fama de peligroso, pero que a pesar de esto Tata Mundo le había tomado afecto. La amistad nació en la zona de San Carlos, ahí fue donde Matatigres le contó que le dio muerte a su esposa Baldomera ya que le había sido infiel con Don Graciano (patrón de Julián).

Cuando el asesinato fue revelado la madre de Ballestero tuvo que ayudarlo a escapar para que volviera cuando la causa caducase. Al pasar del tiempo Ballestero se enemistó con Jovel Salgado un nicaragüense, quien tomó como venganza denunciar el paradero de Matatigres, por una disputa de un ganado. Por esto, llegaron a las tierras de Aguas Zarcas unos guardias, pero Ballestero, quien era excesivamente astuto, se las ingenió para pasar desapercibido haciéndose pasar por un sargento.

Además, Matatigres participó junto con los guardias en su propia búsqueda  la cual no llegó a concretarse ya que se habían agotado los recursos y los guardias estaban cansados de andar detrás de Matatigres, entonces los guardias decidieron suspender la búsqueda y antes de marcharse el falso sargento le obsequió al Mayor la piel de un tigre que había matado mientras realizaban la labor investigativa.

Dialogismo entre los personajes tradicionales

Como ya se explicó con anterioridad el dialogismo según Bajtín permite la transmisión y aceptación de otro y de una entidad ajena.

En el relato de Dobles se encuentran voces tradicionales como la de Tata Mundo, la del Matatigres, la de la madre de Julián Ballestero, y la de Baldomera de manera implícita, estas voces tradicionales son estudiadas mediante el discurso de cada una en relación 6con el relato del cuento. Sin embargo, hay voces que emergen de este cuento que no hablan directamente, pero el lector ayuda a que estas surjan mediante la interpretación dialógica. El relato de “Matatigres” es una de las voces tradicionales que más se enmarcan en el texto. El discurso que profesa Julián Ballestero sobre su matrimonio y su destierro para no ser encontrado por la policía revela dos puntos:

El femicidio contra Baldomera: si bien así cuenta Julián Ballesteros la infidelidad de su esposa y cómo procedió a matarla debido al engaño con Don Graciano, este evento deja como huella la violencia en el discurso del abuso contra la mujer, siendo una infidelidad motivo y justificación de un homicidio.

En la siguiente cita se puede observar la excusa que da el Matatigres de haber cometido este asesinato “— Y ya ves, no me arrepiento. Porque un hombre debe alzar con lo que ha hecho, cargarlo toda su vida y responder por el acto. Arrepentirse es engañarse a uno mesmo. Tratar de botar el peso, y salir corriendo” (Dobles, 1993: 182).

A esto se refiere un indicio intencional de la palabra ajena, ya que por medio del discurso de Ballestero se solapa otro discurso el de la mujer agredida, “el autor utiliza la palabra de otro para introducir un nuevo sentido, conservando el que ya existía” (Estupiñán, 2010: 3).

© César Martínez LópezAhora bien, las autoridades del lugar hicieron lo posible por capturar a Julián Ballestero; no obstantes, el hombre fue defendido y protegido por su madre llamada Domitila Ballestero. Algunos de los que vieron el intento de captura de este hombre decían a la policía que le dispararan para que bajara del tejado en el que se encontraba, aunque habían otros que defendían el acto que cometió el hombre al saber que fue deshonrado por su esposa, pero la policía no podía proceder debido a que no debían hacerle daño. Al pasar de los días cuando Ballestero aún seguía subido en el tejado pensaba en darse por vencido, no obstante, hay una voz que emerge de este personaje, y es el de la “dignidad” y cómo su estatus había descendido después de lo de su mujer y cómo podría empeorar la situación si él cedía a la autoridad, lo anterior se evidencia en la siguiente cita:

¿No ves qué ahora si que menos que nunca podía bajar? ¿Qué iban a decir de Julián Ballestero, si después de haberse trepado al techo, iba a bajar como un caballo manso a que lo albardearan y lo enchiqueraran por muchos años? (Dobles, 1993: 187)

La voz de la madre de Julián Ballestero; este discurso representa el amor materno, como se demuestra en el texto de Matatigres “Domitila Ballestero” defiende y resguarda a su mi hijo en el tejado de su casa, la mujer se muestra como fuerte y valiente así la describe en la siguiente cita “Mi mamá había atrancado bien las puertas, y yo sabía que tenía la guápil con ella […] y había oído cuando le gritó a la autoridad que si entraban tiraría a matar. No, si yo tengo a quien salir; ah vieja más parada” (Dobles, 1993: 184).

Sobre el amor materno Erich Fromm (s.f.:22)explica que la vida del niño se compone en dos aspectos, uno de estos es el cuidado y la responsabilidad durante su crecimiento del niño y el otro es la actitud inculcada al niño por medio del amor a la vida 

Supuesto esto, el amor materno hace que la madre de Matatigres a pesar de saber que su hijo asesinó a Baldomera no es impedimento para protegerlo y ayudarlo a huir; aunque ella sabe que su hijo de una u otra forma tendrá que dar cuentas; no obstante, ella no se siente capaz de juzgarlo. Esto lo refleja la siguiente cita:

Pero mi mama, mientras me alcanzaba comida desde abajo seguía diciéndome que no: Ahora menos que nunca. Ahora aunque te maten. Aunque todos estén contra vos, y porque están contra vos. Mataste. Dios te castigue.  […] Mataste, hijo, y no puede estar bien, pero, yo soy tu mama (Dobles, 1993: 188-189).

La voz de Tata Mundo; al inicio del relato cuenta su trabajo en las minas de Abangares, y hace suponer al lector que las condiciones laborales en ese lugar eran de explotación por parte de un capataz, ya que Tata Mundo y otros mineros hicieron una huelga lo cual fue motivo de encarcelamiento y exilio. La siguiente cita describe el hecho: “Allá en las minas de Abangares, una vez que nos enhuelgamos los mineros, de lo que coligallé cárcel por un tiempo y destierro después” (Dobles, 1993: 181).

El evento anterior fue lo que llevó a Tata Mundo a las tierras de San Carlos donde se 7encontraba Matatigres. Es de resaltar que como explica Tata Mundo hacer una huelga era lo mismo que un delito grave. Aquí el diálogo resulta entre el crimen que cometió Matatigres y el crimen que cometió Tata Mundo, y la comparación de un delito mayor como lo es un femicidio y el levantamiento del pueblo obrero para recuperar o exigir sus derechos laborales

Los fenómenos discursivos tradicionales en Matatigres

Estos fenómenos van dirigidos a la palabra ajena, más afín al relato oral, en el cual se 8hace referencia a la manera de vivir, hablar y representar del otro. Esto se puede evidenciar con la voz emergente de Tata Mundo; quién como ya se ha explicado anteriormente es un hombre humilde que ha vivido gran cantidad de historias.

El lenguaje que ya ha sido estudiado como coloquial por el uso de costarriqueñismos y palabras utilizadas por el “campesino” costarricense, sin embargo es importante recalcar que no es el lenguaje utilizado por el campesino como tal, ya que como explicaba Alberto Cañas la narrativa estética que se plantea en este tipo de cuentos folclóricos solo representa un ideal del personaje rural.

Tata Mundo representa al hombre de campo de la literatura costarricense, quien trabaja y es fiel a su familia y amigos, esto se revitaliza cuando él no juzga a Matatigres, muy al contrario le toma afecto y se convierte en su amigo y cómplice. Además, otra referencia hacia el uso de la literatura costumbrista es la forma en que viven estos hombres del campo es a la flor del ganado y del trabajo de campo.

La alteridad entre el YO y el OTRO

La alteridad, ya sea en cuanto “re–afirmación de lo que se es” o en tanto aceptación de “lo otro” en un texto, es la estela de lo trascendente del hombre develado en el diálogo y aprehendido en la comprensión. Pero, la comprensión del otro o de lo otro, no implica una negación de sí mismo o el olvido de algo, sino la dilucidación y el esclarecimiento de algo gracias a lo que dice el otro (Hernández, 2011: 31)5

Por medio de todos los procesos de investigación en la interpretación dialógica del cuento “Matatigres” de Fabián Dobles, si se toma en cuenta lo expuesto en la cita anterior se puede aceptar o reinterpretar la polifonía de las voces emergentes y cómo estas develan sus discursos a través del diálogo. Además, existen diversas formas de comprender lo que la voz ajena le interpreta un yo que capta el lenguaje e intenta adoptar o rechazar lo que la voz le transmite. Por esto en el dialogismo de las voces tradicionales, que representan a una sociedad determinada, la cual marca una interpretación que permite revelar la alteridad del discurso en este cuento.

Conclusiones

Una vez que se ha llevado a cabo la interpretación del cuento “Matatigres” de Fabián Dobles cuyo fin fue esclarecer las voces tradicionales y el dialogismo que planteaban sus discursos, se puede afirmar que hay tanto voces explícitas como implícitas, que dictaminan el femicidio como una causa que es justificable. Además, marca como la voz masculina y femenina puede tomar como propio e incluso compartir el discurso de la infidelidad, y por esto, reaccionar de diversas formas al enfrentarse con el texto.

Por una parte, este cuento sirven para reforzar la identidad del pueblo. En él se encuentra como se analizó anteriormente el uso de un lenguaje popular o vernáculo, el cual hace revaloraciones culturales que logran modificar los textos y produce la aceptación del comportamiento de dichos personajes o dichas voces emergentes al contexto en el que se producen.

Por otra parte, gracias a que los textos se adapten al discurso que se puede proyectar, es lo que permite que las voces oprimidas se expresen. En este caso la voz que se rebela contra la sociedad es el homicidio de Baldomera y la impunidad a la que llegó este.

A manera de síntesis, se puede llegar a la conclusión que es posible que el lector por medio de la teoría del dialogismo de Bajtín interprete más allá de los análisis narratológicos, lo que le permite obtener el contenido del simbolismo y los diálogos que juegan no solo en las novelas (género por excelencia para trabajar el dialogismo y la polifonía), sino también en los cuentos y así abrir paso a nuevos diálogos mediante el uso del costumbrismo como un referente a la sociedad y a la crítica que se le puede otorgar a los conflictos que plantea Fabián Dobles en este cuento.

Azofeifa, I. F. Sobre las Historias de Tata Mundo. En Dobles. F. (1993). Fabián Dobles Obras Completas Tomo IV. San José, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica.

Bubnoba, T. (1992, octubre). Mijael Bajtín: Ideas principales y su trayecto histórico. Revista de la Universidad Nacional Autónoma de México. 62-64

Dobles. F. (1993). Obras completas Tomo IV. San José, Costa Rica: Editorial dela Universidad de Costa Rica.

Estupiñán, R. G. (2010). Intertextualidad: teoría, desarrollos, funcionamiento [archivo PDF]. Disponible en http://www.biblioteca.org.ar/libros/154929.pdf

Fromm, E. (s.f.). El arte de amar [archivo PDF]. Disponible en https://www.angelred.com/biblioteca/erich-fromm-el-arte-de-amar.pdf

Hernández, P. E. (1994). Aporte de Mijael Bajtín a la crítica dialógica. Revista Universitaria Pontificia Universidad Católica de Chile (27), 37-44

Hernández, S. M. (2011, julio-diciembre). Dialogismo y alteridad en Bajtín. Contribuciones desde Caotepec (21), 11-32.

Moya P., Boris, y Bustabad U., Ana Estudio sobre Historias de Tata Mundo. Tesis para optar al grado de Licenciatura, presentada en la Facultad de Letras de la Universidad de Costa Rica, 1977.

Rawson, M. C.(1971). El costumbrismo en Costa Rica (segunda ed.). San José, Costa Rica: Imprenta Lehmann.

Solano, R. (1992). CRITICA LITERARIA EN COSTA RICA: DE LAS HISTORIAS DE TATA MUNDO. Anuario de Estudios Centroamericanos, 18(1), 85-95

Vargas, R. (1971). El lenguaje coloquial en Historias de Tata Mundo. Revista de la Universidad de Costa Rica, 32, 195-200.

 

Anuncios